¿Nuevos Patrones de la Política Exterior de EE.UU. sobre Israel?

NOTA DE PRENSA (PSCC): SUSIYA – ¿Nuevos Patrones de la Política Exterior de EE.UU. sobre Israel?

¿Nuevos Patrones de la Política Exterior de EE.UU. sobre Israel?

Departamento de Estado (EE.UU.) urge a Israel de abstenerse de la demolición del pueblo palestino de Susiya en Cisjordania. Teme un deterioro en patrones de la política de desplazamiento indígena.

#SaveSusiya

Ramallah, Palestina Ocupada | En una rueda de prensa del Departamento de Estado (EE.UU.) la semana pasada, John Kirby se refirió a la intención de Israel de demoler más de la mitad del pueblo indígena palestino de Susiya, en Cisjordania. “Instamos con determinación a las autoridades israelíes a que se abstengan de llevar a cabo ninguna demolición en el pueblo.” Kirby advertía que la “demolición de éste pueblo palestino o partes de el, y el desalojo del pueblo palestino de sus casas, sería dañino y provocativo.”

“Nuestra batalla continua en apoyo a la lucha del pueblo de Susiya se ha llevado a cabo durante años con presencia local e internacional en la campaña bajo el eslogan de ‘Salvemos Susiya de la Demolición y el Desalojo’.” Éstas son declaraciones de Yasser Saleh del Comité de Coordinación de Luchas Populares (PSCC por sus siglas en inglés), “invitamos a todo el mundo a luchar con nosotros en esta campaña ya sea acercándose al pueblo de Susiya y resistir la demolición junto a su gente, que están bajo amenaza de desalojo en cualquier momento, o protestando frente a las embajadas israelíes en vuestros países y concienciando sobre Susiya y Palestina.”

Susiya, que lleva 20 años de batalla legal con el estado de Israel por su supervivencia , no es el único pueblo palestino bajo control militar israelí. La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) informa que hay más de 11.000 órdenes de demolición pendientes contra estructuras palestinas en el Área C de Cisjordania, que cubre más del 60% de Cisjordania. Las vidas de aproximadamente 300.000 palestinos/as indígenas están afectadas. Estas órdenes tienen como objetivo las poblaciones más empobrecidas y vulnerables, que también están expuestas a los ataques diarios de los colonos o el propio ejército israelí, con escasas posibilidades de compensación.

Indicando una nueva aproximación estadounidense hacia los hechos sobre el terreno, Kirby añadió que “estas acciones tienen un impacto más allá de aquellos individuos y familias que son desalojados” y afirmó que el Departamento de Estado está “preocupado por la demolición de este pueblo que podría empeorar la atmósfera para una resolución pacífica y sentaría un patrón dañino para el desplazamiento y confiscación de tierras teniendo en consideración la actividad de los asentamientos en la zona.”

Los ministros de asuntos exteriores de la Unión Europea sumaron ayer su voz a la creciente preocupación sobre la política de Israel en la Cisjordania ocupada, en su último comunicado sobre “El Proceso de Paz en Oriente Medio” declaraban que “la UE continuará con un seguimiento cercano de los acontecimientos sobre el terreno y sus implicaciones generales”, específicamente llamando a “parar los planes del desplazamiento forzado de población y demolición de vivienda e infraestructura palestina en las comunidades de Susiya y Abu Nwar.”

Saleh da la bienvenida a las declaraciones del Departamento de Estado y de la UE, pero mantiene que las palabras no son suficientes y espera que se tomen acciones. “El PSCC aprecia las declaraciones hechas por el Departamento de Estado y la Unión Europea. Les invitamos a que tomen pasos concretos para presionar al régimen de ocupación que puedan prevenir la aplicación de sus políticas y procedimientos contra los palestinos/as en general, y contra el desalojo y demolición del pueblo de Susiya en particular.”